lunes, 16 de agosto de 2010

LAS ESPERADAS VACACIONES

           Hoy es mi primer día de vacaciones y,  despues de trescientos sesenta  y cinco días, solo puedo decir: «¡Por fiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiin!».

           ¿Será que ya no recuerdo lo que sentía el año pasado? Bueno, si las necesitaba hace un año, creo que ahora las necesitaba más. Ni los actimeles ni las vitaminas conseguían recargar la inexistente energía de  mis pilas. Mi única válvula de escape era la escritura. ¡Menos mal que he vuelto a escribir, si no, creo que me da un patatús!

           Mi primera quincena de vacaciones estaré en casita, con la familia, descansando e intentando hacer lo menos posible. Bueno, escribir sí. Ya en septiembre, tenemos concertado un viaje de nueve días con nuestra amiga Arantza para visitar Alemania. Solo veremos Berlin y Frankfurt y visitaremos algún pueblecito con encanto, pero no descartamos hacer una segunda visita para ver ciudades como Munich, Colonia...

          Si viajar fuese más barato viajaríamos más pero... al multiplicar el precio por tres, se nos cortan las alas. Así que, de momento, mi marido, mi hija y yo no hemos salido de Europa.

           También me gustaría cruzar el charco y ver los países de esas personas que, amablemente, han visitado mi blog. Gracias. Algún día,  ahorrando un poco, quizás nos vemos.


2 comentarios: