miércoles, 12 de mayo de 2010

He vuelto

Hace dos semanas que asisto a un taller de narrativa. ¡Estoy maravillada! No creía que aquellos pensamientos aletargados durante veintitrés años estuvieran deseando salir de mí, como si hubiesen estado en una cárcel. (Esta es la razón por la que he decidido poner esta foto en mi blog, aunque en realidad estoy en la  muralla de Dubrovnik).

           En mi época adolescente escribí historias sobre la vida, el amor y la muerte. También escribí poesías en torno a estos mismos temas. Muchas de aquellas palabras quedaron en el olvido. Algunas en forma de hoja arrugada que acabó en la papelera y, otras, en forma de pedacitos rotos con rabia que se llevó el viento.

           Sólo quedaron algunas de aquellas poesías. Rebuscando por las cajas las encontré, junto a las cartas que nos escribimos mi marido y yo durante su servicio militar en Ceuta.

           Mi intención es reanudar aquella afición que tenía. Intentaré aprovechar lo que me enseñen en el taller. Os presentaré unos personajes y, poco a poco, os adentraré en un montón de historias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario