viernes, 31 de diciembre de 2010

Feliz Año 2011

A todos los que me habéis leido alguna vez y a todos los que no lo habéis hecho, os deseo un FELIZ AÑO 2011 y que vuestros sueños y deseos se cumplan.

           Y a todos los que me habéis sufrido durante el 2010, solo daros mi agradecimiento y deciros que me gustaría que siguiéseis estando ahí, sufriendo mis delirios de escritora.

A ti Noelia, por ser como eres y por animarme  a retomar una afición aparcada hacía años y, entre deberes y exámenes, asistir conmigo al taller de narrativa. Gracias hija. Te quiero.

A ti Quini, por ayudarme en todo lo que puedes, por darme ánimo en los peores momentos, por apoyar que retomara la escritura y escuchar sin demasiadas ganas mis relatos,  por hacerme creer que aquellas poesías e historias juveniles valían la pena, por compartir toda una vida conmigo, por ser mi marido y quererme. Te quiero.

A ti  Jesús, por dedicar tu tiempo a leer mi primera historia y decir sinceramente lo que opinabas de ella. Cualquier crítica constructiva merece la pena recibirla. Gracias hermano.

A vosotros, Alfredo y Pili, por soportar mi imaginación desbordada en ocasiones y seguir la gestación del relato Secreto entre hermanas en las cenas de los sábados. Gracias por vuestros consejos, amigos.

A vosotras, Begoña y Mari, que sóis las que más me sufrís cada día. Gracias por dedicar un poco de vuestro tiempo a leer mis historias y gracias por vuestros consejos.

A mis compañeros del taller de narrativa, por compartir sus relatos y  sus ideas conmigo, gracias a todos por escribir aquellas cosas maravillosas sin tener tiempo de pensar y, en particular, a Luis y a Ana,  por no hacerme sentir pequeña a su lado y dejar que aprendiese también de ellos.

A ti David, por haber sido el mejor maestro que hubiese podido tener en ese taller de narrativa y por haberme enseñado alguna técnica ya olvidada a la hora de escribir. Tus sabios consejos y tu forma de ser lograron despertar mi imaginación dormida. Gracias profe.

A mis padres, a mis suegros, a mis cuñadas y cuñados y a mis sobrinas y sobrinos, gracias por seguir ahí y quererme. Os quiero.

Y a todos aquellos que me seguís de forma pública o no. Gracias por estar ahí.

                             FELIZ 2011



No hay comentarios:

Publicar un comentario